Cosmética natural: lo que es y lo que no.

Buenas tardes luchador@s,

 

Hoy quiero dejar clara la diferencia de “Lo que es y no es cosmética natural” ya que a veces (más de las que deberían) hay marcas que no es que nos engañen, pero juegan al despiste.

 

Para ello, me he ido a una cadena de cosmética y maquillaje muy conocida en los últimos años y he fotografiado algunos productos al azar que me iba encontrando. Estuve no más de 10 minutos para no parecer una espía o simplemente una loca. 😊 Y eso lo digo porqué al final, cogí los que me llamaron la atención sólo en esos 10 minutos. Os aseguro que si me encierro ahí 3 horas hubiera salido aún más enrabietada de lo que salí.

Pensad que cuando empecé en este mundillo hace 2 años no tenía ni idea de lo que realmente era cosmética natural y ecológica. Y fui la primera que a veces me dejé seducir por campañas costosas y muy vistosas de marketing. Aunque de natural tenía poco.

 

No es lo mismo afirmar “con ingredientes naturales” que decir que “tiene ingredientes naturales en un 90%”. El primero sólo nos dice que algunos de sus ingredientes son naturales, pero eso no implica que el resto sea suave para nuestra piel.

 

 

Vale más una imagen que mil palabras

 

Os enseño aquí algunas fotos de las que saqué de productos que potencialmente pueden parecer que sean cosmética natural y nada más lejos de la realidad.

 

cocoa butter instituto español

 

cocoa butter instituto español

 

En este caso, una loción hidratante con mantequilla de coco le llaman ellos. Tiene pinta de bastante natural. Pero luego cuando vemos los ingredientes vemos a tope de parafinas y derivados del petróleo. Y la supuesta cocoa butter en doceava posición. ¡Poquísimo vamos!

Esto NO es cosmética natural.

 

 

Aceite de aguacate de Revox

 

aceite aguacate revox

 

Este producto por ejemplo. Yo lo leo y pienso que es aceite de aguacate. De hecho, una vez lo compré pensando que era puro y me habían dicho que iba genial para el pelo y piel. Y además me dice que es 100% natural. Ole!

Y es cierto que es natural, ya que sus ingredientes así nos lo indican. ¿Pero, es aceite de aguacate sólo como podría pensarse en la portada? ¡Ni mucho menos! De hecho en el reverso ya nos explican que es aceite de girasol y de aguacate. Pero si nos fijamos en detenimiento, en sus ingredientes pone primero el aceite de girasol. Hecho que indica que es el primer ingrediente del compuesto. Y el segundo el de aguacate. Y os digo una cosa…porqué no sale el %, porqué podría ser 80% girasol y 20% aguacate y el etiquetado sería correcto.

¿Pero creéis que es lo mismo un aceite de aguacate al 100% que este producto? Para nada. ¿Puede que influya en la decisión que el coste del de girasol sea como 10 veces inferior? Ahí lo dejo.

 

 

Crema aloe vera Bavaria

 

crema aloe vera bavaria

 

Esta crema de la marca Bavaria. Se anuncia como Aloe Puro 100%. Se presta a pensar que es algo natural, 100% aloe, debe ser la leche. 🙂

Miremos los ingredientes. Lleno de parabenos, derivados del petróleo, sulfatos y varios. El aloe en tercera posición (no está mal) pero con muchísimos ingredientes más.

Entonces, es aloe puro 100%. Sí claro, el que tiene es aloe. Pero el producto no es aloe al 100%. ¿Véis la diferencia de matices con la que juegan?

Esto tampoco es cosmética natural.

 

Conclusiones

 

Visto lo visto, sólo me queda hacer una reflexión y un consejo si me lo permitís.

La reflexión es que da la sensación que decir verdades a medias o incluso algunas afirmaciones que lleven al error es algo sin importancia. Como no hay condenas a empresas por hacerlo, ¡pues ala! manga ancha a hacer los anuncios super atractivos ahora que esto de “lo natural” está de moda.

Y cada vez veo más en la televisión y revistas lavados de cara de las empresas de cosmética convencional. Siendo habituales ya etiquetados anunciando “sin parabenos”, “sin siliconas”, etc. Y parece que ya con eso es el producto más natural del mundo.

Pues lamentándolo mucho no es así. ¡Oye! Que ya es un paso grande, eh? Por algo se empieza, y ojalá poco a poco vean que este es el camino de la mejora. Pero que no crean que con esos lavados de cara nos convencen a todos.

 

Así que ahí va ahora mi consejo. Si os interesa este mundo más natural y respetuoso, estad informadas. Indagad sobre el tema, analizad los ingredientes de los productos y cuestionaros todo. Hay muchos blogs y libros que hablan de ello y son geniales (espero que el mío os ayude) 😊

Y pasaros un día por el supermercado, tienda de cosmética, etc del barrio y mirad los productos. Seguro los veréis con otros ojos y empezaréis a diferenciar lo natural de lo que no lo es. Para ir hacia un camino saludable y mejor para nuestra piel.

 

Espero haber aportado mi granito de arena con este artículo y nos vemos pronto.

Un abrazo.

4 comentarios en “Cosmética natural: lo que es y lo que no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *